martes, 6 de febrero de 2018

Sylvia melanocephala, Curruca cabecinegra.

Es una especie de ave paseriforme de la familia Sylvidae. Suele medir unos 13 cm.
Hábitat: Matorrales mediterráneos espesos con frecuencia presente en espinos, alcornocales, lentiscos, palmitos, sabinares, carrascales, o pinares, pero siempre con sotobosque, también ocupa jardines y arboledas o grupos de árboles cercanos a viviendas.
Es un pájaro generalmente sedentario. Esta curruca se presenta como una especie de distribución circurmediterránea que ocupa permanentemente el norte de África, Canarias y toda la península así como las grandes islas del Mediterráneo. En España es nidificante, ocupando de forma continua toda la costa mediterránea y la mitad meridional donde ostenta presencia permanente, pero también se localiza en muchos puntos de la  mitad septentrional, apareciendo de esté modo aislada en la Cuenca del rió Duero, siendo discontinuo en la del Ebro.
Como nidificante está presente en todas las Comunidades Autónomas españolas excepto Asturias. En cuanto a las islas españolas ocupan tanto las Islas Baleares como las Canarias donde está ampliamente distribuido. Notas de Wikipedia.
Este que veis en las fotografías, lo encontramos medio muerto de frío en la calle, en casa se recupero y volvió a la libertad.

16 comentarios:

  1. Que bien que se encontró con vosotros Teresa, es un pájaro precioso. Buen día. Besin grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso lo mismo Lola, tuvo suerte. Abrazos.

      Eliminar
  2. Bonito pájaro y la labor humanitaria que hicistes con el, la información que acompañas muy interesante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Nosotros llamamos a este pajaro 'slavka' pero no vive en el norte. He visto cerca del Mediterraneo, Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por aquí se ven bastantes. Besitos.

      Eliminar
  4. Liebe Teresa,
    es ist schön, dass ihr den Vogel gerettet habt.
    Viele Grüße
    Loretta

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Si Laura, tuvimos suerte que no lo pillo un gato. Besitos.

      Eliminar
  6. lucky bird for you finding him Teresa! xx

    ResponderEliminar
  7. Es fantástico que la recogiérais del frío y se haya recuperado. Yo veo muchos de estos pajaritos, es habitual por mi zona.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto se calentó se fue volando. Besitos.

      Eliminar
  8. Bien que la hayas salvado.
    En nuestro jardín hay también.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Que alegría, son preciosos ! Besitos.

      Eliminar