jueves, 30 de junio de 2016

Mango.

Del mango, os he hablado en otra ocasión, os hable de sus flores, que tenía bastantes, mangos le quedaron algunos. Las cinco fotografías de arriba son de 24 de junio de 2015.
En estas se ven, un poquito más grandes, son del 28 de junio de 2015, con cuatro días de diferencia.

13 comentarios:

  1. Qué ilusión verlos creces y lo ricos que estarían después. Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, alguno llegó a buen puerto. Un beso.

      Eliminar
  2. Que estupendo Teresa, yo no tengo ninguno, aunque los vi en alguna ocasión. Un besin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son bastantes delicados, por estas tierras. Un beso Lola.

      Eliminar
  3. Que bello poder ver como crecen los frutos de manera tan natural.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi especialmente me encantan. Un beso.

      Eliminar
  4. Me ha encantado ver el proceso del mango!1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí también me encanta verte. Un beso.

      Eliminar
  5. No había visto yo ningún árbol de mango, ya veo que a tu blog se llaga a aprender, es una suerte. Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  6. No había visto yo ningún árbol de mango, ya veo que a tu blog se llaga a aprender, es una suerte. Un beso amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos para ti Lola, me encanta que te haya gustado.

      Eliminar
  7. Con lo ricos que están sólo les faltaba ser tan guapos!!
    ;)

    Besos, Teresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espera que estén maduros, veras lo guapos que son. Besitos.

      Eliminar